lunes, 26 de enero de 2009

Muñecos Elfos, Trolls, Adas y Duendes
Una Moda de Demonios
.




Elfos: más que una moda

Fuente: Noticieros Televisa


Elfos: son algo que más que los muñecos de moda, la gente les atribuye poderes mágicos y surgen de la necesidad de creer en algo o alguien


CIUDAD DE MÉXICO, - Dicen que son más que un muñeco de moda, se llaman elfos.

Los elfos son parte de una leyenda mitológica del Norte de Europa. Estos muñecos son fabricados en España, cada uno tiene un nombre y origen distinto, así como dones únicos.

Stephanía Santiago encontró uno en Coyoacán: “me le quedé viendo a los ojos y entre los ojos se le veía una mujer...empecé a leer la historia de este elfo y dice que sus padres no querían que anduviera con nadie, lo aventaron al río y por eso él está buscando el amor eterno”.

Estos muñecos están rodeados de misterio, “(están) sentaditos en una vitrina o sillón y lo más raro es que sus zapatitos se desgastan cuando ellos ni siquiera caminan”, relata Stephanía, quien al igual que otros adolescentes ha adquirido uno de éstos singulares muñecos.

Diana Cifuentes, distribuidora de Elfos en México, comenta en entrevista: "Sí tienen buenas vibras, tenemos el del amor, del dinero, el que protege a los niños, la que nos guía por el buen camino, la que nos hace tener voluntad para enfrentar problemas, da felicidad y alegría...están creados a base de magia, debemos quererlos mucho y surge por la necesidad de la gente de creer en algo o alguien por quien vivir".



Dependiendo de la voluntad de la gente que los adquiere, son “minigenios” buenos o duendes con poderes que andan por los bosques. Los Elfos se fabrican en medidas de 28, 38, 41 y 71 centímetros.

Les atribuyen cualidades mágicas, aunque la vida de estos muñecos depende de lo que quiera creer quien lo compra.

En el mercado, estos muñecos pueden costar entre 300 y 500 pesos.




Otra Noticia:


Seres de luz y oscuridad acompañan a jóvenes tapatíos para darles fortuna, a un módico precio
El Occidental

Guadalajara, Jalisco.- En mercados, tiendas o en la calle se pueden adquirir los llamados Elfos que actualmente acaparan la atención de muchos, mismos que llegan a tener un costo en el mercado que oscila desde los 160 pesos hasta los dos mil pesos. Los llamados Elfos según manifiestan sus consumidores son seres que les han traído la buenaventura, por eso su consumo ha crecido de manera insospechada; tan sólo en mercados se venden hasta un promedio de 15 diarios.

Por otra parte en investigaciones realizadas a estos personajes se tiene determinado que existen dos tipos los de la luz (buenos) y los de la oscuridad (malos), los primeros gustan de todo lo iluminado y su aspecto es bello, por lo general se aparecían bajo la forma de niños dulces y amables. Mientras que los de la oscuridad vivían bajo tierra y eran feos, de nariz larga y de un color moreno descrito como sucio. Aparecían sólo por la noche y su lenguaje era el eco de las soledades.

Actualmente, se ha desatado una venta enorme de estos muñecos en el Mercado Libertad, los que ahí los distribuyen señalaron que ya los venden activados, es decir que ya tiene todo el ritual necesario (aceites, polvos, amuletos etcétera), para que el que lo consuma tenga la plena seguridad de que su Elfo va a obedecerlo; además, que dicho muñeco tiene que ser tratado como un ser viviente, porque según los vendedores del Mercado Libertad, el mismo tiene que alimentarse para poder sobrevivir.

Noemí una vendedora del puesto Hierbería Paty explicó que existen: "Elfos para el amor, salud, dinero, protección para todo. Cuando lo tienes le pones su nombre y le das comida y algo de tomar para que esté contento, siempre te va a proteger y si lo quieres mucho él se va a mover para estar en contacto contigo. Pero ellos son buenos y siempre te protegen, incluso en un accidente él te cuida para que no te pase nada y la gente que los consume en su mayoría son jovencitos que quieren encontrar el amor, pero también han venido personas de otras edades a comprarlos, porque quieren que los cuiden. Nosotros los vendemos a 400 pesos y son grandes y en otras hierberías te los van a dar en 800 o mil pesos".

Sin embargo, ante esta gran moda que para muchos puede ser inofensiva para la Iglesia Católica es algo que consideran se ha salido de control en la sociedad, orillando principalmente a adolescentes y niños a tener una idea errónea de lo que realmente son este tipo de muñecos, el padre Jorge Andrés Uribe Prieto, vicario parroquial del templo de San Antonio de Papúa señaló en torno a esto que esta nueva moda de los Elfos son una, "tendencia que está involucrando a la juventud actual de hecho es tan sombrío el panorama que se nos presenta que por desgracia aceptamos todo lo que se nos pone en el camino. Esta moda que actualmente se está imponiendo como en su tiempo lo fueron los trolls o la ouija o todas aquellas que han causado un furor en su momento han involucrado a los jóvenes; principalmente, porque lo he visto. He visto que los traen cargando. Esto aunque se ve inofensivo los está involucrando en una especie de espiritualismo, que los lleva de manera sutil a la perversión, porque los daña espiritualmente y la Iglesia Católica no permite este tipo de modas".

No obstante el padre Andrés señaló que es una verdadera locura que aparte del consumismo de dichos muñecos, se les ciegue no sólo la fe a los consumidores, sino que también los hagan creer que el muñeco tiene que vivir como un ser humano. "No puede ser que se oriente a los jóvenes a que crean que los tienen que cargar o alimentar. He preguntado a muchos que si no se les atiende qué pasa y me han contestado que si no los Elfos les hacen daño, es absurdo que se juegue con la voluntad y fe de las personas. Este tipo de muñecos como se dice que se activan ya son fuentes de rituales y esto nos hace acercarnos al demonio; además, de que es una manera de acercar y corromper a la juventud a fuerzas malignas y no a creer en el único que puede dar todo que es Dios, es a esa dimensión a la que se debe recurrir no a falsos ídolos", subrayó.

Por último el padre Andrés explicó que simple y sencillamente los que se encuentran tras este consumo que aparte de hacerlos perder recursos económicos, los mismos se enfoquen a lo que bíblicamente se está establecido en el primer mandamiento de la ley de Dios que es: "Amarás a Dios por sobre todas las cosas, por lo mismo los jóvenes deberían de conocer a fondo este tipo de malas modas que los van hacer desvirtuar lo que es el lado verdaderamente divino y que deforma y corrompe la fe de la persona; desgraciadamente, esto es realmente la crisis de fe que se está viviendo en la actualidad", finalizó.